Aprovechando que se cumplen 36 años del estreno de Yo, Christiane F. en la República Federal Alemana, queremos dedicar este post a una de las películas que mostraron con más realismo una cara diferente del Berlín capitalista de posguerra. Esta ciudad era una isla no sólo política, sino cultural, que a partir de los ‘70 y ‘80 se convirtió además en una ciudad irreverente y hedonista cuya decadencia venía directamente marcada por el estigma de los años ’40. Algunos barrios de la ciudad fueron el escenario idóneo para músicos y creadores en busca de una subcultura pop frecuentada por artistas y okupas que no buscaban un éxito a largo plazo sino disfrutar de la sensación de presente que siempre –especialmente entonces- había ofrecido la ciudad. Su particular idiosincrasia como ciudad rodeada e isla de libertad en un mar de comunismo trajo consigo una identidad sonora caracterizada por nombres como Iggy Pop, Nick Cave o David Bowie. La imagen de ciudad libre y alternativa que ha trascendido hasta el día de hoy se vio alimentada por una de las películas que más marcaron los años ’80 y cuya historia había sacudido la moral de Alemania Occidental a finales de la década anterior.

A partir de las entrevistas de Kai Hermann en la revista Stern en 1978, Yo, Christiane F. (Christiane F.. Wir Kinder vom Bahnhof Zoo, 1980) cuenta la historia real de una adolescente convertida en adicta a la heroína a los 13 años y en prostituta a los 14 en el entorno de la estación de tren de Zoologischer Garten. La adaptación cinematográfica de Uli Edel tardó apenas dos años en llegar y se filmó casi al estilo documental, sin romanticismo ni humor, sino caracterizada, sobre todo, por una amarga austeridad. Si Berlín Occidental ya estaba vinculado a David Bowie de manera inseparable, esta película lo ancló definitivamente al paisaje sonoro de la ciudad, no sólo porque a la propia Christiane F. le gustaba (tanto al personaje real como al de ficción), sino porque el entorno musical de este mundo decolorado y realista de la película está protagonizado por él. Bowie accedió a hacer un cameo y que sus canciones fueran empleadas en la película, destacando la versión en inglés y alemán del clásico “Heroes” –canción con referencias directas al muro y que incluimos en el post anterior- y la interpretación de “Station to station”, donde parece que el artista canta directa y personalmente para Christiane. Os dejamos con el clip de esta canción y esperamos que disfrutéis de la película.

¡Hasta pronto!

Gracias por leernos, y como siempre, síguenos, comparte y recomiéndanos.

El equipo de Berlin & Film

 

2 comentarios sobre “Christiane F. y el desencanto en Berlín Occidental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s