El nacimiento de Berlin & Film ha coincidido con el 45 aniversario de una de las películas que han tenido un mayor impacto en la memoria occidental de los últimos años: Cabaret. Dirigida por Bob Fosse y adaptada a partir del musical de teatro estrenado con el mismo nombre en 1966, la película se presentó en Estados Unidos el 13 de febrero de 1972 convirtiéndose en un título de referencia para la historia del cine musical. Ambientada en el Berlín de 1930, y a pesar de que en su adaptación desde el teatro la historia fuese dulcificada, la película plantea algunos de los aspectos culturales y socioeconómicos que desembocaron en el ascenso al poder del partido nazi, y una faceta de Berlín, no más feliz, sino más alocada, caótica y frágil.

Este caldo de cultivo nacía de la inestabilidad política de los catorce años que duró la República de Weimar y de los profundos daños económicos que empobrecieron al país y que convirtieron a calles como la Kurfürstendamm o la Friedrichstraße en la representación perfecta de aquel periodo. El fin del Segundo Imperio Alemán supuso el fin de la censura y la llegada de una libertad que corría por las calles de la ciudad adquiriendo todo tipo de formas. La gran parte de estas manifestaciones artísticas fueron tajantemente rechazadas con el surgimiento del nacionalsocialismo, que abogaba por unos valores culturales eminentemente clásicos y conservadores, y que sobre todo trató de eliminar aquello que para ellos suponía la subversión del orden natural. De este modo, el lugar por excelencia para todo ello fue el escenario del cabaret, tanto desde un punto de vista social, como económico, cultural y musical. Los locales nocturnos de Berlín fueron lugares de evasión, rechazo de la situación económica y política, crítica social y cierto descaro. Y las canciones se convirtieron en la voz de una gran parte de la sociedad empobrecida, algo decadente, frívola y condenada a pasarlo bien dado lo decepcionante de la vida y el hecho de que, tal y como apunta la canción “Money”, el hambre se estaba asomando a la ventana desde el final de la Primera Guerra Mundial.

En estos espacios se fue tejiendo una realidad paralela y relativamente ajena a los conflictos sociales que azotaban Alemania pero sobre los cuales se iba cerniendo la sombra de una tragedia que tardó pocos años en llegar. La fiebre por el swing, el charlestón o el music hall favorecieron el desarrollo de una subcultura que repercutió en el cine, el teatro y la música definiendo uno de los periodos más interesantes, complejos y culturalmente ricos de la historia de Alemania. Como tema recurrente y en un sentido tanto real como metafórico, el cabaret era una evasión y un lugar sin problemas que hacía la vida más bonita. Si quieres saber más sobre este tema no te pierdas nuestros tours Berlín, escenario de cine e Historia del cine en Berlín.

Para celebrar el 45 aniversario de su estreno, os dejamos con nuestro número favorito de la película, Willkommen, para, de paso también, daros nuestra bienvenida al blog.

Y como siempre, síguenos, comparte y recomiéndanos.

¡Hasta pronto!

El equipo de Berlin & Film

Un comentario sobre “45 años de Cabaret

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s